¿Alguna vez has sentido que desde pequeño siempre has hecho lo que te ha impuesto la sociedad? ¿Has sentido que estás encerrado en una monotonía constante, y que no estás viviendo la vida que realmente te gustaría?

Seguro que desde que naciste —como a la gran mayoría de nosotros—, siempre te han inculcado que tenías que ir al colegio, estudiar una carrera universitaria, hacer un máster en una universidad reconocida, encontrar un buen trabajo, etc.

Probablemente más de una vez hayas sentido que estás anclado en una vida monótona, y que no la estás disfrutando al máximo. Sientes que los años van pasando muy rápido, y que te gustaría experimentar un gran cambio en tu vida.

Para salir de esta rutina monótona, una buena opción es viajar. Es más, si eres de esas personas a las que les encanta investigar nuevos destinos para visitar en tus próximas vacaciones, tienes que saber que a día de hoy no hace falta que esperes a tener días libres para conocerlos, ya que es posible vivir viajando. 

Sí, como lo oyes.

A día de hoy son muchas las personas que han decidido dar un vuelco a su vida y que han optado por un estilo de vida menos sedentario. A estas personas se les conoce como nómadas digitales.

Ser nómada digital es posible gracias a que las nuevas tecnologías te permiten trabajar desde cualquier parte del mundo. Lo único que necesitas es un ordenador, una buena conexión a internet y por supuesto un trabajo que te permita trabajar de este modo.

Ser nómada digital es posible gracias a que las nuevas tecnologías te permiten trabajar desde cualquier parte del mundo. Lo único que necesitas es un ordenador, una buena conexión a internet y por supuesto un trabajo que te permita trabajar de este modo.

Qué es un nómada digital

Si analizas el origen de la palabra “nómada”, verás que un nómada es una persona que no tiene una residencia fija, sino que se va trasladando de un lugar a otro.

Esto significa que un nómada digital es una persona que utiliza Internet para poder trabajar de forma remota, lo cual le permite poder vivir viajando.

Un nómada digital es una persona que utiliza Internet para poder trabajar de forma remota, lo cual le permite poder vivir viajando.

Ser nómada digital no es simplemente un trabajo, es también un estilo de vida. Un estilo de vida que te enseña que hay diferentes formas de hacer las cosas, y que además te permite ganar dinero y tener más tiempo para ti.

La mayoría de los nómadas digitales son profesionales que se han cansado de la rutina y la monotonía del trabajo tradicional que tenían, y por ello han decidido marcar sus propias reglas respecto a cómo quieren vivir y trabajar.

Seguramente estarás pensando que todo esto suena demasiado bien, pero no puedes evitar tener dudas sobre si tú realmente podrías vivir de esta manera. 

Antes de comenzar tu nuevo viaje, tienes que saber que si quieres ser nómada digital, tienes que prepararte tanto emocional como económicamente.

Tipos de trabajos de los nómadas digitales

Como te veníamos diciendo, los nómadas digitales trabajan a través de internet, pero no todos siguen la misma modalidad laboral. A continuación, te vamos a contar los diferentes tipos de nómadas digitales que existen:

Los nómada digitales trabajan a través de internet, pero no todos siguen la misma modalidad laboral.

  • Freelance: es una persona que trabaja por cuenta propia vendiendo sus servicios (haciendo publicidad online para una empresa, redactando textos de páginas web, gestionando redes sociales de empresas, dando clases, etc). En este caso los servicios son online.
  • Emprendedor: es una persona que desarrolla un negocio online sin una base física fija, lo cual le permite gestionarlo desde cualquier rincón del mundo.
  • Por cuenta ajena: a muchas personas les asusta el hecho de emprender o ser freelance, pero les atrae muchísimo la idea de vivir viajando o trabajar desde casa. También es posible ser nómada digital trabajando para otra persona o empresa. De hecho, si te interesa, te animamos a que le eches un vistazo a las ofertas de trabajo remoto para nómadas digitales.

Ventajas y desventajas de ser nómada digital

Como todo en la vida, ser un nómada digital tiene sus ventajas y sus desventajas; y si estás pensando en zambullirte en esta aventura, antes tienes que ser muy consciente de algunas de ellas. 

Luego ya dependerá de ti decidir a qué le das más peso: a las ventajas o a las desventajas de ser nómada digital.

Ventajas

  • Puedes trabajar desde cualquier parte del mundo: puedes llevar tu oficina a donde quieras (un día te despiertas en una playa paradisíaca y al día siguiente tu paisaje son unas montañas nevadas).
  • Tienes un horario flexible: tú decides cuándo trabajar para no perderte nada en tus viajes. Puedes trabajar cuando eres más productivo, y en general no tienes a nadie que te imponga una jornada estricta.
  • Rompes con la rutina: tú decides dónde quieres trabajar. Si un día quieres trabajar en una cafetería puedes hacerlo, y si otro prefieres trabajar en un parque también puedes.
  • Puedes ser más creativo: estar cambiando de paisajes y culturas día a día te ayuda a adquirir nuevos puntos de vista y a ampliar tu visión de las cosas.

Desventajas

  • Necesitas conexión a internet: quizás en ciertas ocasiones no tendrás una buena conexión a una red Wi-Fi. Esto es un problema, ya que tener acceso a internet es fundamental para que puedas desempeñar bien tu trabajo, tener reuniones online, etc.
  • Necesitas servicio de electricidad: como dice el dicho: “Internet será el rey de la era digital pero la electricidad es Dios”. Hay lugares donde no hay un buen servicio de electricidad e incluso a veces sólo disponen de ella pocas horas al día (como en algunas islas del Sudeste Asiático, Pacífico o algunos países en África).
  • El huso horario: si tienes una reunión con alguien en Argentina y tú estás en Australia, habrá muchas horas de diferencia y será difícil concertar una reunión en un horario normal para ambas partes (siempre se achaca la culpa al nómada digital).
  • Distancia de tus seres queridos: estarás lejos de tus familiares y de tus amigos, por ello es necesario que estés emocionalmente preparado para afrontar esta situación.

Cómo convertirte en un nómada digital

Si después de contarte todo esto te atrae la idea de convertirte en nómada digital pero ahora mismo no sabes ni por dónde empezar para lograrlo, no te preocupes. Sigue leyendo que a continuación te explicaremos qué pasos debes dar.

En primer lugar, tienes que saber que si quieres ser un nómada digital, es imprescindible que estés muy familiarizado con la tecnología y que además se te de bien.

También tienes que averiguar si tu profesión puede ser ejercida por Internet. En caso de que no se pueda, te recomendamos que consideres lanzarte a emprender un nuevo proyecto digital.

Tienes que tener ciertas habilidades y cualidades como ser flexible, creativo, abierto a los cambios, resolutivo y sobre todo, tienes que ser capaz de trabajar con diferentes perfiles de personas y desde cualquier rincón del mundo.

Que es un nomada digital

Ahora que ya tienes claro que ser un nómada digital no es estar de vacaciones —si no trabajar mientras recorres diferentes rincones del mundo— y además conoces cuáles son las herramientas y recursos para hacerlo, es hora de que sepas cuáles son algunos de los infinitos trabajos que tienen cabida en este mundillo digital y que además se consideran las “profesiones del futuro”:

  • Ingeniero Software
  • Consultor/asesor/coach online
  • Diseñador web
  • Copywriter
  • Traductor web
  • Community y Social Media Manager
  • Traffic Manager
  • Blogger
  • Diseñador gráfico
  • SEO
  • Profesor

Sea cual sea el trabajo que elijas, recuerda que es importante que tengas una rutina para no volverte loco por no sacar adelante tu trabajo. No tiene por qué ser una jornada de 8 horas de lunes a viernes, puedes organizarte como a ti te venga mejor.